Patrick Freer en España


El Dr. Patrick Freer (Georgia State University, GSU), experto internacional en didáctica del canto coral durante el periodo de la muda o cambio de la voz,  ha vuelto a visitar España en julio de 2017, invitado por la Escuela Coral de Madrid y por el 11th Symposium on Choral Music celebrado en Barcelona, donde impartirá la conferencia "Growing the population of male choral singers, boys tell us how".
Esta nueva visita se suma a la del año pasado, cuando  en  febrero de 2016, acompañado por el Dr. Alfonso Elorriaga, impartió  distintas ponencias en diversas universidades (UC3 de Madrid, Universidad de Girona, Universidad Autónoma de Madrid, UNIR).

Entrevista  a Patrick Freer en UNIR TV:

En el mes de Marzo de 2016, Alfonso Elorriaga le devolvió  la visita, invitado por la GSU para participar en distintos seminarios y ponencias en Atlanta (USA).

¿De dónde proviene la información de este blog?

    Toda la información aquí presente proviene de fuentes de investigación contrastadas de origen internacional y plasmadas en las revistas internacionales académicas más prestigiosas del mundo (ver "publicaciones" más abajo en este mismo blog)

Mucha información en su mayor parte proviene de Estados Unidos, país donde se han llevado a cabo en las últimas décadas la mayoría de estas investigaciones. Toda esta información ha sido trasladada y actualizada en el mundo hispano-hablante por Alfonso Elorriaga, profesor e investigador, doctor por la UAM de Madrid, con la imprescindible e inestimable ayuda del Dr. Patrick Freer de la Universidad de Georgia (USA), el mayor experto mundial actualmente sobre este tema.

¿Qué sabemos hoy en día sobre la muda de la voz en la adolescencia?


El principal laringólogo que documentó este asunto fue Sir Morell McKenzie en el SXIX, el cual ya demostró en su época que  la teoría clásica de "ruptura de la voz" durante la adolescencia, promulgada por el español Manuel Vicente García (hijo) era absolutamente falsa y carecía de fundamento científico.  
Los principales investigadores de este tema en el S XX  han sido el recientemente fallecido Dr. J. M Cooksey (Utah University) y la Dr. Lynn Gackle (Baylor University, Texas). Ambos son a su vez los hereditarios de las teorías anteriores de los años 50 de "La voz cambiata" (I. Cooper y D. Collins), y la teoría "Alto-tenor" de D. McKenzie.  Más recientemente, las investigaciones del Dr. Patrick Freer  (Georgia State University) han aportado aún más luz a estas teorías, demostrando su eficacia en la práctica docente real.
Es imposible hacer aquí un compendio de todo el conocimiento científico acumulado hasta la fecha (para lo cual te recomendamos que leas la bibliografía que se encuentra al final de este blog), pero sí que podemos enumerar las características más imprescindibles para ofrecer una primera orientación sobre este asunto:


  • No existe ninguna ruptura de la voz durante la adolescencia. Este es un falso mito sin ningún fundamento científico. Fisiológicamente hablando, nada se "rompe" en la laringe durante la pubertad. Sólo podemos hablar de un desarrollo laríngeo masculino y de un desarrollo laríngeo femenino, y eso es todo (los famosos "gallos" se deben a un desajuste muscular momentáneo del acoplamiento laríngeo, son absolutamente normales en esta fase de desarrollo y no significa que haya nada "roto" en las cuerdas vocales)
  • No hay ninguna razón para dejar de cantar durante la pubertad. No solamente no implica ningún riesgo en absoluto, sino que es muy recomendable hacerlo. Los estudios más recientes sobre este tema demuestran que los adolescentes que siguen cantando durante el cambio de la voz experimentan un desarrollo vocal mucho más rico y profundo que los que dejan de cantar. 
  • Por lo tanto, seguir cantando durante la muda de la voz es tan saludable como seguir haciendo deporte mientras se crece. No ofrece ningún riesgo para el desarrollo laríngeo y la educación vocal y musical, sino que muy al contrario,  favorece a todos ellos. 
  • El desarrollo laríngeo masculino ha sido ampliamente investigado mediante distintos estudios laringoscópicos por el Dr. J. M. Cooksey , cuyos resultados posibilitaron la publicación de la "teoría ecléctica contemporánea de la muda de la voz masculina en la adolescencia" en 1977, actualmente aceptada en todo el mundo. Esta teoría fue revisada  posteriormente por el propio Cooksey en el 2000. 
  • Según estos estudios, el desarrollo laríngeo masculino se produce en cinco fases predecibles, universales y consecutivas , en una franja de tiempo flexible entre seis meses y dos años (la fase más aguda del cambio se alcanza entre los 12 y los 13 años en la mayoría de los casos).
  • Los sonidos graves  descienden de un modo más rápido a como lo hacen los agudos. Esta  es la causa por la cual se piensa a veces que la muda de la voz puede ser repentina (teoría promovida por F. Swanson), pero en realidad no es así. Todos los adolescentes atraviesan las fases descritas por Cooksey, con un descenso gradual (a la vez que asimétrico) de la voz. 
  • Las mujeres también experimentan un desarrollo laríngeo notable, pero en una dirección diferente. La voz  femenina pierde brillantez, se engrosa y presenta problemas de escape de aire. Todo este proceso ha sido descrito ampliamente por Lynn Gackle
  • A las cuestiones fisiológicas aquí descritas se añaden las psicológicas y las sociales. Actualmente sabemos que la identidad vocal influye en la identidad de género durante la pubertad de un modo tan determinante que es imposible abordar la didáctica del canto coral en la adolescencia sin prestar atención a los factores psicológicos y sociales, sobre todo en su relación con el papel que juega la identidad de género en la construcción de la personalidad de los adolescentes.
  • Por todo lo explicado aquí, queda absolutamente claro que no es posible acometer con garantías de éxito un proceso didáctico en el ámbito de la educación vocal en la adolescencia sin que los profesores y directores de coro conozcan a fondo todas las implicaciones fisiológicas, psicológicas y sociales de todo ello, así como sus consecuencias a la hora de planificar didácticamente los ensayos, hacer arreglos corales adecuados, elegir convenientemente el repertorio, acertar en la disposición del grupo en el espacio, proveer a los alumnos con el feedback adecuado para potenciar su desarrollo laríngeo, etc..
  • Cuando hablamos de un coro de adolescentes no nos referimos a un coro de jóvenes. Son agrupaciones DISTINTAS. Un coro de adolescentes (Middle School Choir) está formado por miembros entre 12 y 14 años. Los coros de jóvenes (High School Choir) suelen comenzar sobre los 15 años, una vez que la fase más aguda de la muda de la voz ya ha pasado en ambos sexos.
  • La principal desventaja de obviar la formación vocal en la pubertad es que sobre todo los chicos suelen abandonar la práctica vocal (teoría de "los chicos perdidos"), lo cual está relacionado, como decíamos antes, con la falta de la creación de un vínculo entre su identidad vocal y su identidad de género. Está demostrado que la mayoría de los hombres que se desvinculan del canto coral durante la adolescencia difícilmente volverán a cantar en coro. 
  • La conformación de auténticos coros de adolescentes en institutos (y escuelas de música y conservatorios) con las técnicas adecuadas a las necesidades vocales, psicológicas y sociales de los adolescentes, ha demostrado ser una herramienta eficaz para dar continuidad a la práctica coral durante la juventud y continuarla en la edad adulta.
  • Para una mayor información, consulta la bibliografía situada al final de este blog. La mayor parte de esta información ha sido publicada internacionalmente en inglés. Si deseas acceder a esta información en español, consulta igualmente la sección de bibliografía correspondiente.
GRACIAS POR TU ATENCIÓN Y MUCHA SUERTE!!
@Alf_Elorriaga
http://vocesparalaconvivencia.blogspot.com.es/